“El AVE destapa en La Sagrera 5.800 años de historia”

En 16 puntos hay restos neolíticos, iberos, romanos, medievales y modernos.
Los 4 km del corredor hasta la Trinitat guardan vestigios de 59 enterramientos.

RAMON COMORERA
El Periódico
Todo el material gráfico pertenece a sus autores

Todos estos siglos, los romanos no han estado solos. Ni antes del imperio ni después. Y los barceloneses contemporáneos, claro está, tampoco, aunque hasta ahora bien poco sabían de todo ello. La mayor obra por la superficie ocupada que se realiza ahora en la capital catalana, nada menos que un corredor de cuatro kilómetros de largo y 300 metros de ancho, es decir el trazado de la alta velocidad La Sagrera-Sant Andreu-Trinitat que incluye la macroestación del AVE, ha puesto al descubierto 16 yacimientos arqueológicos. Aquí se han encontrado hasta hoy, los expertos avisan que habrá más, restos de 59 personas y de construcciones diversas correspondientes a un periodo histórico de como mínimo 5.800 años. Son los que van desde el neolítico antiguo hasta el siglo XIX, pasando por las épocas ibera, romana y medieval.

Los arqueólogos del Museu d’Història de Barcelona (Muhba) dirigen aquí desde el 2008 a varias empresas especializadas en patrimonio contratadas por el responsable de las obras del AVE, el gestor de infraestructuras Adif. El último hallazgo ha sido la gran villa romana del puente del Treball Digne, descubierta en julio y que reveló este diario el 2 de septiembre. Los trabajos siguen ahí y en cuatro puntos más.

El AVE destapa en La Sagrera 5.800 años de historia

ROMPECABEZAS / El balance del conjunto, no obstante, es ya abultado y permite avanzar mucho en la reconstrucción del pasado de Barcelona, como quien completa un rompecabezas, según explica de forma gráfica el técnico del servicio de Arqueología del Muhba Josep Pujades. El valor de estos descubrimientos no radica en el carácter excepcional de algún elemento, ninguno se conserva in situ y las obras de túneles y viales han continuado hasta ahora una vez documentadas y trasladadas al Muhba las piezas singulares, sino en la luz que proyectarán en conjunto sobre las distintas épocas.

Los hallazgos se iniciaron en la Torre del Fang (Mallorca-Esproncede), el edificio de origen medieval catalogado y conservado gracias a una compleja operación de ingeniería ya que justo por debajo, y a muy poca profundidad, pasa el tramo inicial entre pantallas del túnel del AVE hacia Sants. Aquí se ha descubierto, como informó ya este diario en diciembre, una necrópolis medieval del siglo XI con los restos de tres personas situados en tumbas separadas. Los arqueólogos volverán a la torre para seguir excavando el subsuelo aún virgen y también las paredes.

En este recorrido hacia el norte y a través del tiempo, entre los puentes de Bac de Roda y del Treball Digne, se han documentado seis espacios con estructuras de un edificio, un puente y un muro del siglo XIX, otra pared de contención del XVIII, zanjas donde plantaban las viñas los romanos, silos, fondos de cabañas y una cisterna con cuernos de cérvidos de los iberos del siglo III antes de Cristo y restos humanos en un silo prehistórico de la época neolítica aún por datar con mayor precisión. El hallazgo de fragmentos de cerámica es lo que permite fijar inicialmente con claridad la antigüedad de cada yacimiento, dice Pujades.

FOSAS DE SOLDADOS / Allá donde se inicia la rambla de Prim, al lado del Triangle Ferroviari (zona entre vías con cocheras de bus y talleres de metro), el descubrimiento ha sido espectacular: 12 fosas comunes con restos de 30 hombres jóvenes, entre 20 y 30 años. Siete han sido ya excavadas y faltan cinco. Los restos son de mediados del siglo XVII y principios del XVIII. Podrían ser víctimas de las guerras de los Segadors o de Sucesión, pero Pujades no lo puede asegurar aún. El hallazgo se produjo la pasada primavera.

En la zona de Can Portabella (Pare Manyanet) han aparecido tramos de la antigua acequia medieval del Rec Comtal junto a restos de fábricas. Frente al Triangle Ferroviari, pero en el lado montaña del corredor se ha descubierto un asentamiento del neolítico antiguo y medio con un elemento destacado: un enterramiento infantil.

Junto al puente de Sant Adrià y las obras de la nueva estación de Sant Andreu Comtal, ha aflorado otro enterramiento neolítico en este caso datado entre los años 3800 y 2300 antes de Cristo. En el extremo norte del corredor se han encontrado restos del acueducto romano, de un molino posterior y también vestigios prehistóricos por analizar.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: