Category Archives: Vil.la romana de la Sagrera

La excavación de la villa romana de la Sagrera saca a la luz más mosaicos

Los motivos decorativos de la villa romana del Pont del Treball, así como la composición, son parecidos a los de otras villas peninsulares del siglo IV

(La Vanguardia)
La excavación arqueológica de la villa romana puesta al descubierto con las obras de tren de alta velocidad en la Sagrera de Barcelona ha sacado a la luz nuevos fragmentos de mosaico polícromo, que se investiga si estaban en el mismo ámbito que el localizado en el verano de 2011.

Vista general de las tres fosas de las prensas, en proceso de excavación, cerca de la villa romana de La Sagrera. Foto: Antoni Martín / Tribuna d'Arqueologia

Vista general de las tres fosas de las prensas, en proceso de excavación, cerca de la villa romana de La Sagrera. Foto: Antoni Martín / Tribuna d’Arqueologia

Según explica el ayuntamiento en un comunicado, los dos sectores de mosaico configurarían una superficie de unos 60 metros cuadrados, aunque todavía no se ha visto el punto de contacto entre uno y otro ni se puede confirmar que correspondan a un mismo ámbito.

Los trabajos arqueológicos en la villa romana del Pont del Treball, en el barrio de la Sagrera, se retomaron a mediados de 2012 en el espacio donde se localizó el mosaico de unos 50 metros cuadrados el verano del 2011.

Se trata de un mosaico polícromo (opus tessellatum) realizado con piezas cúbicas de pequeñas dimensiones y materiales diversos que daban lugar a combinaciones de dos o más colores.

Por lo que se ha excavado en ahora, la decoración del mosaico presenta un conjunto de motivos geométricos, que forman una composición simétrica combinada con algunos motivos figurativos.

La composición es diferente a la documentada en la primera fase de los trabajos, pero conserva la policromía de las teselas, además de la repetición de ciertos motivos decorativos, como los nudos de Salomón y las flores de cuatro pétalos.

Se pueden observar motivos figurativos como un cráter con dos pájaros bebiendo y un recipiente con flores, acompañados de la figura de la esvástica, elemento decorativo habitual en estos tipos de composiciones.

Los motivos decorativos hasta ahora identificados en este mosaico de la villa romana del Pont del Treball, así como la composición, son parecidos a los de otras villas peninsulares del siglo IV.

Anuncis

Los arqueólogos hallan una bella testa de mármol en ‘Villa Sagrera’

El Periódico de Catalunya
CARLES COLS / Barcelona
  • Un primer análisis induce a pensar que se trata de un Dioniso que decoraba la finca
  • La pieza, inusual en Barcelona, pudo ser tallada en el siglo II después de Cristo
A las seis de la tarde del pasado martes, parece que lamentablemente sin un crescendo de clarines que le diera más emoción al momento, uno de los muchos arqueólogos que se lo pasan pipa en las excavaciones de la villa romana de la Sagrera retiró del fondo de un pozo lleno de escombros lo que creía que era simplemente una roca del tamaño de un melón. Le dio la vuelta y, ¡oh!, allí estaba, cara a cara, frente a lo que parece que es la testa de un Dioniso del siglo II después de Cristo. Un estudio más detallado en el laboratorio permitirá confirmar o no esa suposición. Lo que ya es indiscutible es que acaba de acontecer hace menos de 48 horas uno de los momentos más felices de la arqueología romana de Barcelona. «Ave, Sagrera», puede decirse ante un caso así.



La cabeza de mármol, ayer, exhibida durante unos minutos en la Palau de la Virreina (JOAN PUIG)


Esa cabeza es un tesoro. Primero, porque las piezas escultóricas rescatadas de la antigua Barcino son más bien escasas. En la plaza de Sant Miquel apareció accidentalmente un diosecillo que no está mal. En Hostafrancs, en 1848, unas obras en un solar sacaron a la luz una talla que, nada más verla, era evidente que representaba a Príapo, el del enorme bálano. Otras joyas escultóricas han aparecido en sitios insospechados, pues a menudo fueron utilizadas años ha como material de relleno para la construcción, por ejemplo, de muros y fortificaciones. La cabeza de la Sagrera, ese es un segundo motivo para afirmar que es un tesoro, no está descontextualizada. Ha sido hallada en su casa en una expedición arqueológica perfectamente planificada, lo cual en Barcelona es casi una novedad.


En tercer lugar, sin ánimo de desmerecer a la artesanía local, la testa es realmente bella, puede que de mármol de Carrara o de Pentélico, es decir, un capricho importado en la antigüedad tal vez por el acaudalado dueño de lo que en su tiempo fue un rica villa a las afueras de Barcino.


Ayer fue presentada en público por el concejal de Cultura, Jaume Ciurana, y por la responsable municipal de arqueología, Carme Miró, aún sucia por el barro. Se limpiará con paciencia por si conserva, quién sabe, detalles de policromía. Pero lo que ya se veía a simple vista era mucho. Por el peinado (raya en medio y moldeado en las puntas) ya se le puede buscar un hueco en la cronología de la historia romana. Sobre la frente luce una diadema trenzada realmente muy delicada. Sobre la oreja derecha se adivina lo que parece un racimo de uvas, de ahí que la conjetura inicial es que se trata de Dioniso, tal vez señal de que en Villa Sagrera la vida era a menudo alegre, por decirlo suave.


«Esto no era una villa cualquiera», concluyó ayer con convicción Miró en presencia de la cabeza. La afirmación, en cierto modo, reconforta a quienes lamentaron que en un primer momento la villa fuera menospreciada. Si se confirma que la pieza es del siglo II, el paisaje de la época adquiere mayor enfoque, Barcino, con unos 5.000 habitantes, estaba siendo amurallada por orden del emperador Claudio Aurelio Marco Gótico, es decir, el que mandó decapitar a San Valentín, que no hay que confundir con el que interpretó perfectamente como falso tonto el actor Derek Jacobi en la serie Yo, Claudio . La cuestión es que mientras la ciudad cambiaba de aspecto, un poco más al norte, antes de cruzar el Besòs, había una villa de padre y muy señor mío. Puede que fuera una finca rural, con sus cosechas de esto y de lo otro, pero el dueño tenía buen gusto. Si la pieza es de mármol de Pentélico, tiene el mismo ADN que el Partenón. Si es de Carrara, la pieza está emparentada con el David de Miguel Ángel. Un tesoro, vamos.

Tot i que el calaix de ciment ja ha esborrat la part descoberta a l’estiu de la Vil•la Romana més extensa trobada mai al pla de Barcelona, encara queda vil•la soterrada cap als costats sud, est i oest. Precisament, avui dissabte 26 de Novembre, hi ha una excavadora traient terra de la part est, on encara quedava el mur d’on es van treure part de les pintures murals trobades.
Ara tenen tancada tota la part que fins fa unes setmanes eren un descampat per aparcar els cotxes, ara allà es poden veure uns grans blocs de ciment que semblen sortir del terra, què són?
Us adjunto una foto d’avui mateix per a que doneu un cop d’ull. Continuaran les excavacions per a intentar trobar més parts de la vil•la?


Vil.la romana de la Sagrera: el seu últim respir

Bé, fins aquí va arribar la vil·la romana de la Sagrera després de 1.500 anys d’existència, la majoria dels quals les ha passat sota terra lluny de les mans dels homes que l’han portat a la seva destrucció.

Durant l’única visita guiada que es va permetre fer, vàrem obtenir una resposta contradictòria per parts de dos responsables de les obres i del Museu d’Història de Barcelona (MUHBA). Un d’ells ens van confirmar que extraurien la banyera per conservar-la i l’altra persona ens van dir que la destruirien.

Finalment, durant el matí del 13 d’octubre s’ha començat la demolició de la banyera a base de maces i percutors.

Vil·la romana de la Sagrera. Destruint la banyera

Vil·la romana de la Sagrera. Destruint la banyera

Vil·la romana de la Sagrera. Destruint la banyera

Aquest munt de terra i pedres és tot el que queda de la vil·la romana.

La vil·la romana de la Sagrera convertida en un munt de pedres

La vil·la romana de la Sagrera convertida en un munt de pedres

El destí de la vila és un abocador comú de runa. Quinze segles que acaben en les escombraries.

El futur immediat de la vil·la romana de la Sagrera és un abocador comú de runa

El futur immediat de la vil·la romana de la Sagrera és un abocador comú de runa


Els plànols de la vil.la romana de la Sagrera

Els plànols de la vila romana de la Sagrera

Els plànols de la vila romana de la Sagrera

FASE I: Segle I a.C.
Restes de murs previs que no pertanyen a la vil·la romana sinó a algun tipus d’edificació anterior.

FASE II: Segle I-2 d.C.
D’aquesta època s’han trobat els murs de l’habitatge romana i un hipocaust (sistema de calefacció del sòl).

Fase III: Segle IV d.C.
En aquest període es van fer reformes a l’habitatge i es va ampliar el pati. Se sap que una habitació va estar pavimentada amb marbre per les restes de morter trobat, però aquest es va deure espoliar fa segles. Es construeix un petit estany.
Es construeix l’edifici annex amb un gran pati central i un pòrtic.

Fase IV: Període per determinar.
Es cobreix el pati central i es crea la zona de banys per a ús privat. El lloc on s’ha trobat el mosaic pertanyeria al vestidor.

Fase V: Període per determinar.
Es deixa d’utilitzar la zona de banys i el pati nord comença a usar-se amb fins industrials.


Les excavadores comencen a arrasar la vil.la romana de La Sagrera

Publicat a El Periódico el 5 d’octubre de 2011. Un text de Ramóm Comorera

Solo queda ya la mitad de la extensa villa romana descubierta en las obras de la estación del AVE y sus accesos en La Sagrera. Al sector sepultado por el hormigón de un vial el 14 de septiembre, antes incluso de que Generalitat y Ayuntamiento de Barcelona hicieran público que el recinto no se conservaría in situ, se sumó ayer la explanación del resto de la mitad norte del recinto. Una excavadora derribó en pocas horas los muros de piedra del antiguo imperio y allanó el lugar. En la zona sur siguen aún las excavaciones una vez retirados y trasladados al Museu d’Història de Barcelona (Muhba) los fragmentos del mosaico encontrado allí, la pieza individual de más valor al margen de todo el conjunto.
Una hormigonera llenó además de cemento un pozo del que también se había extraido semanas atrás una tinaja de gran tamaño. Excavando bajo ella, el numeroso equipo de expertos que trabaja en la villa desde julio tras una doble valla opaca y sin publicidad hasta que este diario reveló el hallazgo en septiembre, también encontraron vestigios de un poblado ibero anterior a los romanos.
Todo ello será cubierto en poco tiempo por la base de hormigón del túnel artificial del vial segregado para vehículos lado mar. Del mismo se han construido ya en esta zona unos 150 metros. El avance inexorable del cajón, a cargo como todo el proyecto del AVE del gestor de infraestructuras Adif, y cuyo trazado coincide con los 1.100 metros cuadrados de villa descubiertos hasta ahora, se produce a escasos metros de los arqueólogos. Estos trabajan bajo presión, rodeados de una gran concentración de maquinaria pesada.